El Tao y el Vacío Creador

"Hay algo sin foma y perfecto
que existía antes de que el universo naciera
Es sereno. Vacío.
Solitario. Inmutable.
Infinito. Eternamente presente.
Es la madre del Universo.
A falta de un nombre mejor...
lo llamo Tao.

Fluye a través de todo,
dentro y fuera de todo,
y al origen de todo retorna.

El Tao es grande
El universo es grande.
La tierra es grande,
El hombre es grande.

El hombre sigue a la tierra.
La tierra sigue al universo.
El universo sigue al Tao.
El Tao se sigue a sí mismo."

Tao-Te-King, cap 25.

miércoles, 3 de febrero de 2010

Paisajes.

(del diario que no escribo):
Francamente, siempre o la mayor parte de las veces que voy a escribir lo hago desde una lanzadera, desde el personajillo ese que tiene algo mu importante que decir.
Lo mismo me pasa con las charlas, los discursos, los satsangs a matter, no son puros ni inocentes, ya viene dados, si no por un guión, ni un índice, si por una idea, la idea dominante de que tengo algo que decir, aunque no tenga forma...
Todas los chochos y milongas espirituales que me cuento y que le cuento al mundo vienen de esta pre-suposición, de este posicionamiento, de esta lanzadera made in cabo cañaveral.
Cuando la palabra emerge del vacío me pilla desprevenido, no hay intención, allí, ninguna agitación, interna ni externa. Comprendo porque el maestro, a no ser que haya preguntas, no tiene nada que decir. En cuanto a que todas las respuestas, y las charlas anexas a ellas, tienen como único fin disolver esta agitación.
He descubierto, descubierto no, he aceptado por fin que vivo a la espera. Siempre a la espera de que me reconozcan en algún punto. He aceptado por fin lo mucho que me condiciona que haya o no haya comentarios a los post. Ya lo sabia, pero no lo aceptaba, porque aun tenia esa imagen de autosuficiencia y de no me importa que proteger. Antes de hacerme “público”, también lo esperaba, aunque mi mente dijera que era un absurdo, pues retozaba en mi propio aislamiento, si que lo esperaba...el tono de los artículos, modelados como si me estuviesen escuchando multitudes, así da testimonio de ello. Sueños de grandeza... sueños son.
La respiración. Profundizo en la enseñanza de lo natural a través de la expresión de lo natural en mi propio cuerpo. El elemento de lo natural que más cerca tengo es mi propia respiración.
En ella puedo comprender que la vida son básicamente ciclos de inhalación y exhalación. Estos dos ciclos esta mezclados, como el yin y el yang, siempre hay un poco de inhalación es la exhalación, y viceversa
Es imposible discernir cual de ellos cumple que función, decir que nos nutrimos al inhalar y al exhalar no, es perentorio, ya que uno no puede existir sin el otro. Desde que la respiración es nuestra participación fundamental en todo lo que nos rodea, inhalar y exhalar es mas una complementación a la inhalación y exhalación del otro, que a otra cosa. Ejemplo, al inhalar oxígeno, luz y conocimiento del otro, estamos inhalando la exhalación de los árboles, del sol, o de otro corazón. Al exhalar co2, sentimientos, o emociones, estamos nutriendo otra inhalación. Todas las inhalaciones del mundo y del universo son sincrónicas y perfectas en lo que son.
Escribir un diario íntimo y personal es un ciclo de inhalación donde me estoy retro-alimentando de mi propia experiencia, pero también de exhalación al airear todas esos pensamientos, emociones, sensaciones que tengo. Escribir en un post es un ciclo de exhalación donde estoy compartiendo toda esa experiencia, pero también de in halación porque me estoy alimentando de otros feed-backs y experiencias. En este intercambio amanece lo real. Llega un momento en el que los ciclos se unen, y uno ya no sabe si exhala, inhala. o todas esas cosas suceden al mismo tiempo. Unidad.
Y ademas, tampoco le importa. El púlpito de enseñanza en el que uno iba a leer sus memorias y experiencias espirituales es abandonado a la intemperie de renunciar a la memoria de los territorios y de las tierras conquistados, y compartir con los indígenas del espíritu tu experiencia espiritual del justamente ahora.
Como es el caso de este pájaro al que ya no le importa compartir este ahora, por muy escandaloso que sea para alguien que es considerado tanto un maestro como un anti-maestro, y entre las dos cosas, uno mas entra tantos.
Porque soy ambas cosas. Y ambas porque ambas son la misma cosa.
La iluminación es lo natural, y en lo natural, ¿quien es importante, cual es el mérito de ser natural o no serlo?
Tiene más mérito, lleva mas trabajo resistirse a lo que es, o creer que uno está siendo, cuando en realidad se está resistiendo, que ser simplemente, sin importarte el que, el como, de que manera, ni cuando.
Me siento de reformas, en todos los ámbitos. No puedo leer ni a mi querida B. Katie. Tampoco tengo dinero para comprarme el libro ese del que tanto hablan. El otro día, le propuse a Devi ir a la librería, para echar un vistazo a ver si tenían algo de ella, pero al final preferí comprarle a Zoe un caleidoscopio de juguete, a cuenta de la última chapuza para la que me contrataron, que pillarme el libro. Devi se llevó amar lo que es, para ella y sus talleres. Yo no se si siquiera podre leerlo. Tengo suficiente información entrando por la vida, para poner mi atención en unas fotografías, aunque sean así de estupendas.
Ademas, dado que me siento tan íntimamente cercano a su experiencia, leer la suya solo deformaría la inmediatez y la pureza de la mía, que naturalmente se acerca a ella, a ella, no, a la gratitud y perplejidad del despertar.
Me cansan las frases y los dichos, y las enseñanzas de todos los maestros que leo. Esto no seria así seguramente si estuviera en persona oyéndoles, pero tampoco esto se puede saber con seguridad. A mi oídos me da igual oir hablar del fútbol que del ser, quiero decir, si ambas cosas suceden es porque aquello que es permite que sucedan. La iluminación, lo que es, es también la maravilla de que once personas puedan pasarse 2 horas moviéndose, sudando, y haciendo acrobacias tras una esfera de cuero llena de aire. Y la maravilla de que semejante accion sea capaz de reunir a 70000 personas cuya energía de sus gritos y excitación, podría crear de nuevo un universo. Pero me sigue sin gustar el fútbol, personalmente.
No tengo nada que hacer, nada absolutamente. Me siento incapaz de introducir en ese espacio la creencia tener que hacer algo. La preocupación de buscar trabajo. La idea no soy tal o tal. Estas cosas pueden hacerse impecablemente, sin que lleve ese esfuerzo y esa preocupación extras.
No ha lugar, desde que sin esfuerzo ni pretensiones, al final solo quedan mi cuerpo, el silencio, y lo que pasa dentro de el.
De tanto en tanto observo que se me escapa una exhalación mas fuerte que las otras, como soltando angustia. Lo observo, como tantas otras cosas, pero no entro en elaborar ninguna historia sobre ella, ni siquiera me tomo la molestia ya de decirme: mira, es angustia, ¿que vas a hacer con ella?, porque lo que es, es anterior y posterior, aunque también simultáneo, a esta etiqueta.
Como decía hoy Alex Serrano, nuestras angustias y preocupaciones solo hacen parte de la sinfonía universal del presente eterno.
Que hermoso, y cuanto sabe este joven buda mariachi.
Hay cierta envidia de la calma que se desprende de sus palabras, como la de la calma de otros maestros, pero esta cierta envidia es parte de la sinfonía también. No me lo tomo personalmente. Se a ciencia cierta, que la aproximación mas fideligna a la experiencia iluminada es mi propia experiencia. Mi experiencia tiene el sabor de la locura-honestidad, desde siempre, pero esta locura-honestidad estaba enclautrada en la locura de mi propia experiencia. Ahora la honestidad se abre a si misma gracias a la honestidad-experiencia de otros, y así se puede ir transformando poco a poco en la Verdad, que no es mas que la honestidad universal de la experiencia de lo que sucede en este momento a nivel universal, de la sinfonía universal (perdón Alex, por robarte los términos).
Ayer me di una vuelta por el blog de Soledad, y quedéme admirado de la honestidad esa que dice que no tiene. La honestidad de buscar es tan honesta como la honestidad de vivirse, y la honestidad de encontrar. En ese encuentro se comprende la honestidad de todas las honestidades.
La honestidad de Agustín me cansa especialmente, porque apunta especialmente a donde están todos mis huecos. Pero como soy de esos niños que han de aprenderlo a hacerlo todo solos, pues aquí estoy, mandándole a freir puñetas cada vez que me dice, ¿no ves?, se hace así. No quiero saberlo, quiero descubrirlo yo solo, y si no puedo, ya pediré ayuda. Aunque no creo. Chico listo aprende rápido.
Arianna es un descubrimiento, un corazón puro, y un alma virgen en estos tiempos tan resabidos de todo, y tan pasados de vueltas, así que espero que se me perdonen las parcialidades. No son tales, es simplemente que yo con la pureza no puedo resistirme.
Karma un aliado tipo los aliados que describen las enseñanzas de Don Juan.
Todos los advaita-bloggers, unos y otras, los cuales son para mi ahora tambien, porque tengo muchos mas, mis maestros, solo me reflejan mi propia necesidad de hacer parte de un círculo mayor que mi propia honestidad y mi propia experiencia. Agustín diría respirar para hacer la mente del tamaño del mundo. Dejarse atravesar por la Gran Vagina (me gusta la faculta de A. para invertir los términos, ya que es la vagina de lo femenino, o del misterio del mundo, la que te penetra por todos los poros). Yo digo permanecer abierto, porque esta apertura es lo natural, es el enclautramiento en lo personal lo que cuesta esfuerzo, parece que no, porque estamos acostumbrados a invertir energía en ello, pero cuesta. Lo natural es la apertura, el primer momento de la mañana, al despertar.
Yo tengo mis propios medios para permanecer abierto, el principal es permitirme sentir el dolor y al herida que me produce esta apertura.
Me duele porque estoy acostumbrado a personalizarlo todo, a vivir en mi pequeño mundo personal, y porque la coraza caracteriológica ha sido construida con dedicación y esfuerzo, por esos denosto cualquier método o esfuerzo para volver a esta apertura, desde que la apertura es natural, y duele siempre que uno se vuelve hacia ella, hasta que poco a poco, ella toma el lugar, reabsorbiendo el espacio y el tiempo, es su simple presencia.
Observo todas estas cosas, he elegido algunas entre otras cosas que observo, pero ninguna de ellas trae una miga de libertad. La consolidación del testigo tampoco trae ninguna libertad, más que la relativa a no identificarse con las cosas del mundo, y la independencia practica que se gana para moverse en sus asuntos, pero esta libertad acaba haciéndose añicos cuando el mismo testigo acaba por ser disuelto en la misma experiencia del presente. Alli donde ni hay nadie ni importa.
A mi juicio parece un poco tonto salir de la experiencia del presente, para solidificar un testigo que acabara disuelto en la misma experiencia, y todo en nombre del ser consciente y del darse cuenta, cuando ambos movimientos son sostenidos dentro del mismo hecho de existir.
Me de cuenta o no de ello, lo cierto es que existo, que soy.
Lo que pasa es que cuando el darse cuenta de que soy y el hecho del ser se encuentran, el ser reposa en si mismo, en el mismo centro de cada experiencia. Supongo que esta es la vida desde el centro de la que hablan los maestros. Tampoco es que me importe mucho, o mas bien nada, desde que comprendo que este encuentro no puede precipitarse ni inducirse de ninguna manera, se produce por si mismo multitud de veces, y se estabiliza, o sea, la fruta cae del árbol, cuando llega el momento.
Por eso, y quizás porque al final puede que si sea cierto que soy un vago, apenas me siento a meditar. O sea, que ni leo sobre espiritualidad, fuera de lo que encuentro en ciertos blogs, ni medito. No le veo el sentido, desde que la observación sin ojos me observa ya casi ni parpadea. De vez en cuando descansa, o mas bien, yo descanso de su eterno darse cuenta, porque lo necesito, pero la cosa sucede lo quiera yo o no, y deja aparentemente de suceder sin que lo quiera yo o no. Muerto a la ilusión del control, la ilusión del control también sucede, y cuando así sucede así sucede, entra dentro de la sinfonía (perdón, Alex, de nuevo).
Y para terminar con el diario no escrito de hoy, aun respirando la sensación de esos sueños que dejan huella, aun veo a mi ex, convertida en amazona iracunda y bella, perseguirme por la materia onírica de mis traiciones, de mis abandonos, de mi falta de valor, embarazada del dolor que le produje y que se produjo, atormentando a todas mis parejas, como implacable kali, y enseñando el pequeño feto muerto, fruto del amor y del dolor de nuestra unión.
La madre de mi hija a un lado señalando hacia mi hija, y mi madre señalando hacia mi.
Y entre todas las mujeres, las madres y las hijas, yo que me despierto sudoroso, con el corazón en un puño, respiro ampliamente, y doy gracias a dios porque con sueños o sin ellos, con terrores y pesadillas que tienen la energía y la fuerza suficiente como para dejar un eco en la vigilia, desde el grito lanzado por todos aquellos personajes que aun esperan a ser liberados en las tierras del inconsciente, existo, y este hecho, esta certeza innegable de que existo, es el único hecho que siempre, con juicios o sin ellos, con creencias o sin ellas, con memorias o sin ellas, se mantiene puro e inalterable en su misma presencia, de la que nacen y en la que al final se disuelven todos los sueños.
Hoy hace un día esplendido, si.
Publico esto en el blog, aburro al personal todavía un día mas, lo entrego a la incertidumbre, y en esa incertidumbre, me voy, sin rumbo fijo, de nuevo.
Sintiendo el dolor de abrirse al mundo, la herida de la apertura, respirando, y siendo, siempre siendo, con lo que sea.

14 comentarios:

  1. ..."siempre siendo, con lo que sea"...en esa respiración que nos respira, sí así lo estoy viendo.

    ResponderEliminar
  2. César: no sabes cómo me ha dolido esto que escribes. Seguro habrá personas que se pregunten "¿vale la pena abrirse la herida y permitir que todos los demás devoren su interior? ¿Vale la pena dejar que todos los insectos entren y s regocijen con nuestra carne? ¿Vale la pena desangrarse de tal forma?"

    MIL VECES SÍ. Por supuesto que lo vale.

    De lo contrario seguiríamos aquí todos hable y hable de no-dualidades hipermuertas y aburridas. Ojalá y hubiese más personas como tú carnal (así le decimos a los hermanos en mariachilandia).

    Y como dice Soledad, aquí hay una calma, una calma en todo este sangrerío. Si nos van a acusar de honestos sanguinarios, que así sea. Si dejáramos de serlo, ugh...

    No sé ustedes, pero yo ya me harté de esconder todas mis heridas. Es muy cansado pretender.

    Un gran abrazo a ambos.

    ResponderEliminar
  3. Con la calma chicha que da el no tener nada que ocultar, ni que proteger, Soledad.

    Exactamete,Delia, en esa respiración que nos respira, contrayéndonos y expandiéndonos con ella. Asi es, asi sera siempre. Lo demas son pajas, fintas, fugas, y juegos del escondite...y aun así, la respiracion divina las incluye, faltarías mas.
    Un abrazo, gran madre...

    Alex, yo no elijo siquiera desangrarme, el mundo es como es y la herida, en lo que haya carne y sangre por comer, abierta está. Como voy a curar o cerrar lo que me hace el mundo, y con que? ¿conoces tu la medicina?...para mi la medicina son, en el poderoso lenguaje de agustín, las mismas lombrices y mosquitos. ellos son los que consumen no solso los restos, sino las heces, los pensamientos incluso los pensamientos en torno al mismo dolor, o la idiotez de sentirse un martir, o alguine especial...
    Bienvenidos sean todos los bichos que van consumar la tarea de ser uno con el mundo.
    No escondas nada no, ademas, como podrías?
    No solo es cansado, a la larga es imposible.
    Un fuerte abrazo y una saludo a mariachilandia.

    ResponderEliminar
  4. Y gracia Alex, por tu tremenda sensibilidad y apertura. Quizas deberia de haber sido este el título del post, no los paisajes que se suceden en la apertura, sino la misma apertura, que es lo importante.
    De todas formas , ambas cosas señalan a lo mismo: O te abres y sufres o no te abres y aun sufres mas todavía.
    En cualquier caso, y a la larga, o te abres o te abres...no queda otra.
    Y por eso, independientemente de "nuestras" heridas, todos somos buda.
    En lo que podemos abrirnos es porque ya somos esa infinita apertura.
    Abrazos "carnales".

    ResponderEliminar
  5. Te empezaría hablando de los grandes Maestros, unos y otros, pero intuyo por tus escritos que conoces a la mayoría. Tambien te diría que olvidandose uno de si mismo es cuando se obtiene la mayor dicha, son pocos los momentos en que uno se olvida de si, sólo cuando se está haciendo el Amor o se está muy enamorado de lo que sea y la abstracción produce el olvido de sí. Todo esto es muy fácil hablarlo e imposible de ponerlo en práctica conscientemente para obtener resultados. La Gracia camina por senderos desconocidos e inesistentes para el "ojo" y va haciendo su trabajo. Quizás un día te levantes de la cama y admirando lo maravilloso que es Todo, te dés cuenta de que el cambio se ha producido y las heridas que ahora manifiestas transmutan en Bienaventuranza en todo lo que acontezca.
    De esa gran capacidad de expresión que te caracteriza emana "sabiduría" y el proceso según mi intuición es que todo está desarrollándose para tí y para el disfrute de todos los que te queremos a través de las manifestaciones de tus escritos.

    Un Fuerte Abrazo,

    Santiago.

    ResponderEliminar
  6. Hola Santiago.
    No, no se de tantos Grandes Maestros como tu crees, pero tampoco quiero saber, me vale con los pequeños e insignificantes maestros que me manda la vida, a cientos, cada dia...
    No vivo a la espera de la respiración definitiva, Santiago, ni de levantarme de la cama para darme cuenta de lo maravilloso que es todo, esa maravilla se me revela poco a poco, al menos para mi, y en cada poco, dentro de cada poco hay un mucho, a veces algo enorme. Por ahora me basta con eso.
    En la heridas que ahora manifiesto veo mi mayor bienventuranza, porque son apertura a lo que es, como es apertura la gratitud,o la claridad, o lo que se manifieste en cada momento. Aun mas, porque abrirse a la herida del mundo es abrazar lo que nadie quiere.
    Y no hay mayor bienventuranza que dar amor donde mas se requiere, no crees?
    De todo lo que dices me quedo con el amor de tu intención, el amor que hay por debajo de las palabras, y de tu agradecimiento, que no merezco.
    Gracias por el voto de confianza, de todos modos, aunque lo esencial se mantiene intacto, es decir, ahi sigo siendo simplemente.
    Un fuerte abrazo, Santi.

    ResponderEliminar
  7. Da Free John: "Abrete a la herida del amor".
    Y Trungpa... Que te diga Alex.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hola César, deberías haber escrito tu diario a estas horas de la noche ( lo digo por q. todo está más calmo) o por capítulos, así se me habría hecho más corto y te entendería mejor y de paso estarías más tiempor entre nosotros

    Has desocupado la mochila, o hay más? si es así me quedo, y por si necesitas algo de mí

    Creía no terminaba nunca de leerte, casi me falta el aire, respiré al fin, que alivio el mío, pero el tuyo ha tenido q. ser como un parto pero sin cesárea

    Me parece estupendo q. escribas lo q. sientes , tiene q. haber maestros algo atípicos como tú , en la variedad está el gusto, si todos nos desparramásemos no habría sitio para tanta letra,
    te he leído con atención, aunque necesitaré una semana para digerirlo

    Así que de momentos “ paso palabra “ lo q. yo te pueda decir no te serviría de gran cosa, creo q. la vida es todo lo fácil q. nosotros queremos q. sea, y lo digo p.q. sé se puede elegir cómo afrontar las experiencias.
    Tal vez no esté en nuestras manos el elgir conscientemente, con quiem cuándo, o dónde, pero se puede escoger libremente entre crear AMOR u odio, dar luz o generar sombra

    Aplaudo tu sinceridad y agradezco tu compartir, es difícil dejarse ver hasta lo más recóndito de ti, todos andamos ocultándonos de las miradas de los demás, aunque somos casi iguales en todo, por algo somos hermanos

    Yo como tú César , me perdí en mi vuelo humano

    Por eso, por ser tu hermana, tu amiga tu compañera en esta andadura que nos toca compartir, te mando un fuerte abrazo , con mucho cariño

    Feliz noche, y gracias por tus palabras hacía mi

    ResponderEliminar
  9. P. D. Se me olvidó ¿No serás tú el de la imagen?
    antes de caer al vació abre tus alas y vuela amigo , vuela alto, q. no se marchiten tus alas, vuela libre y feliz por el cielo azul de la eternidad

    Un fuerte abrazo César

    ResponderEliminar
  10. Abrámonos, querida Soledad, a la herida del amor.
    Eso es lo que nos toca hacer exactamente, ni mas ni menos.
    Y deja que otros, los que han de descubrirlos, lean a Trungpa y a Free John.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Para ti, Arianna, un espacio exclusivo.
    Creo que al final te voy a reservar una zona vips en el blog.
    Tengo la particularidad de no poder elegir ni el guión ni el ritmo de lo que escribo. Como Pessoa, me planto en la mesa, y puedo pasarme 48 h escribiendo del tirón. O siete dias, o un mes. Y tambien, por lo mismo, puedo pasarme el dia entero contemplando los tres pasos que como mucho dara hoy el perezoso, o tres meses (una vez estuve tres años) sin acordarme de ese que es escritor. Soy de naturaleza impulsiva, y cuando me viene el impulso de creacion, no hay cesar, solo impulso de creacion.
    Asi que para resumir, y grosso modo, no me puede seguir, voy demasiado rápido. Y aun te dire que me corto, a veces colgaria dos o tres textos mas.
    No, no he desocupado la mochila, es que mi mochila es como la chistera de un mago, siempre salen cosas. La unica forma de estar quietecito es no meter la mano a ver que sale hoy. Siempre me sale el mago en el tarot.
    Y no, esto que he escrito ni por asomo es lo mas recóndito de mi. Lo mas recóndito de mi ni yo mismo lo se.He puesto cosas en mis diarios que algunos nunca comprenderian, porque hasta no hace mucho, he necesitado siempre poner todo sobre el papel, y mi mente es como un universo con muchos planetas y seres. Dentro de esos seres hay algunos bastante densos, otros ligeros como plumas, y otros half and half. Luego están los planetas y la estrellas que por supuesto son auto-conscientes, y los dioses que van creando cosas aqui y alla, los ángeles, los demonios, los medianos, los duendes, los elementales, los animales cósmicos y exóticos, los extraterrestres, los supraterrestres, cada uno hijo de su padre y de su madre, y por supuesto el dios/diosa creador de todos, que es una consciencia muy grande, indescriptible, que los ama a todos, pero que no es lo último. Lo últino esta mas alla de este circo que llevo sobre los hombros.
    En este me perdi un monton de veces, si, y me volvi a encontrar tambien.
    Por ser todo eso que dices y mucho mas, ya te quiero para siempre.
    Asi que no te preocupes, mi hermana.
    Y si, volaré, aprenderé a volar de nuevo, y a usar esas alas de las que me hablas, las alas luminosas del corazón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Sosiega tu mente, amigo
    Un abrazo

    ResponderEliminar